Jícamas de madrugada Y así es como me dieron las 7:45 de la mañana con un bowl lleno de trozos deformes de jícama...

Desperté aún de noche, pero ayer me acosté tan temprano que no extrañé el sueño y me incorporé. Hoy es el convivió del crío y le tocó llevar “botana saludable”. Aparentemente, los niños de ahora ya no crecen con dulces y frituras.

Prendí la luz de la cocina y ahí me esperaban las dos jícamas gordas que compré la tarde anterior. Me tomó un día decidirme. Incluso navegué en Pinterest: “healthy snacks for kids”… nada me convencía. Y es que alimentar a 22 niños con gustos, dietas y melindres desconocidos es algo que te pone a pensar, porque siendo honesta, incluso alimentar a uno es difícil… el mío comía nopales como dulces y de la noche a la mañana decidió que ya no le gustaban más, lo mismo con los frijoles, las espinacas, la carne… todo lo que le gustó hoy ya no lo comerá mañana.

Pues bien, lavé y pelé las jícamas, procuré cortarlas de manera uniforme para sacar lonchas de un centímetro, pero eso de la cortada nunca ha sido lo mío y las jícamas no son precisamente muy blanditas, así que hice mi mejor esfuerzo. Varias lonchas decentes después salió de los cajones el protagonista: mi cortador de galletas en forma de corazón… el convivió era del Día del amor y la amistad, qué esperaban, varios jugosos corazones de jícamas nacieron. Los trozos delgados se partieron, los gruesos necesitaron además algunos cortes con cuchillo. El plus de los corazones lo puse con polvo para gelatina de fresa. Tomé cada corazón y lo revolqué en el polvo para gelatina. (Esta fue la parte más sencilla, y pueden replicarla con sus peques.)

Y así es como me dieron las 7:45 de la mañana, tarde para la entrada a la escuela, con un bowl lleno de trozos deformes de jícama en la cocina y un platón muy mono de corazoncitos rosas para llevar al convivió. Justo ahora pienso en cómo preparar toda esa pedacería,  y es que a la mamá le tocan las sobras, ¿o no?

Espero ansiosa la retroalimentación de los comensales, al menos en FB la foto ha sido todo un éxito con mis amistades.

¿Qué mamá se despierta de madrugada para picar jícama con forma de corazón?

Una que es rara.

  • Iliana Ávalos González

    Me super encanta. No sabía que colaborabas en esta página.